M35 | Citroën | un auto experimental con motor rotativo

M35 es el nombre del auto que muchos llaman Ami Coupé pero que solo fue un prototipo fabricado para probar un Wankel mono rotor (se incluyen videos)

Quizás usted asocie a Mazda con este tipo de propulsores. Y no está mal que lo haga! Sus coupés RX han equipado este tipo de motorizaciones hasta hace unos años atrás. Pero no ha sido la única que lo ha utilizado.
Uno de los experimentos más interesantes lo llevó a cabo, cuando no, Citroën. Hace rato quería volver a escribir esta nota ya que había publicado a principios de este siglo en el Portal Buscalotodo.com.ar  pero ahora tengo mas datos…!
Citroën se caracterizaba por sus innovaciones y en este campo, el de los motores no convencionales, también lo intentó.
Felix Wankel ideó una alternativa a los tradicionales motores del tipo ciclo Otto. Se trataba de un propulsor que empleaba un rotor triangular que gira dentro de la cámara de combustión. El motor rotativo (Wankel) presenta una serie de ventajas por su suavidad y ausencia de vibraciones, una infinidad menor de piezas, por ende menor probabilidad de rozamiento, y fue en los años 60 y 70 cuando más miradas atrajo este tipo de tecnología.

En una época extraña de Citroen ya que por un lado tenía la mayoría de las acciones de Maserati, también en la Berliet holandesa, un montón de problemas económicos por su fallido Proyecto F, y además, se metió en esta aventura. Para ello firmó un acuerdo de colaboración con el fabricante alemán NSU en 1967 (absorbida posteriormente por AUDI a finales de los 70s) que dió origen a la empresa Comotor, una compañía para el desarrollo conjunto de motores rotativos. Los germanos ya tenían experiencia en este terreno y habían lanzado previamente el NSU Spider -el primer coche de producción con motor rotativo- y el NSU Ro 80 (fotos inferior) en colaboración directa con Felix Wankel, el sedán que le enseñó el camino a seguir a Audi y a muchas otras marcas.
El primer proyecto de esta alianza dio lugar en otoño de 1969 al Citroën M35. Se trataba de un modelo experimental impulsado por un motor Wankel de un rotor único.
Esta mecánica, asociada a una caja de cambios manual de cuatro marchas (en la fotos que muestran su interior pueden ver la característica palanca Citroën), tenía una cilindrada de 497,5 cm3 (equivalentes a 995 cm3 de un motor convencional de pistones) y desarrollaba una potencia de 49 CV a 5.500 rpm.. No era una cifra espectacular pero sí suficiente para que este coche de 815 kg de peso alcanzara los 144 km/h de velocidad máxima, unos guarismos respetable para aquella época.
El Citroën M35 estaba construído sobre el típico chasis Citroën (2CV, Dyane, Mehari, AMI) pero equipaba la fabulosa suspensión hidroneumática, todo ello en una carrocería Coupé con una apariencia y estilo que lo hermanaba con los Ami 8. Todo tuvo que ser modificado para poder incorporar el nuevo motor y el sofisticado y complicado sistema de suspensión.
La carrocería de dos puertas compartía algunas piezas y paneles con el AMI 8, siendo una pieza singular la máscara de la trompa, la que si bien albergaba los mismos faros rectangulares, habían desaparecido los marcos cromados para ahora tener un estampado en chapa color carrocería.
Aunque parecía idéntica, la parte delantera era totalmente diferente que la del AMI normal, compartiendo solo faros. Los guardabarros estaban algo ensanchados. La parte trasera tenía larga luneta con una caída hasta la pequeña tapa de baúl, y solo los faros traseros eran idénticos a los del Ami.
El interior era lujoso, con butacas delanteras en cuero, cabe destacar algunos detalles de equipamiento como el gran tacómetro ubicado sobre la izquierda del tablero, los paneles en telas combinadas, un volante mono rayo si se quiere mas deportivo. Si se llegaba a un sobrerrégimen, el cuentarrevoluciones alertaba con un pitido al conductor para proteger el motor
Tras un estudio de mercado, Citroën estimó una cuota de producción de 5.000 ejemplares, que irían precedidos por una preserie de 500 prototipos. En 1969 se construyeron seis prototipos de pruebas, aunque el proyecto M35 no comenzó oficialmente hasta 1970, año en que se entregaron 212 prototipos. Los seis primeros prototipos del M35 fueron destinados a pruebas y conducidos por especialistas más de un millón de kilómetros.
Estas primeras unidades tenían mejores prestaciones llegando a registrar velocidades de 175 Km/h en algunas pruebas. Los demás prototipos del M35 fueron entregados, a modo de banco de pruebas, a clientes fidelizados a la marca con la condición de que realizasen más de 30.000 km anuales.
Además debían comunicar cualquier incidencia a un departamento de Citroën dedicado únicamente al proyecto M35 y que se encargaría exclusivamente del mantenimiento de estos vehículos. El proyecto del M35 fue abandonado en 1971, con un total de 267 coches fabricados según datos de la época, todos ellos prototipos…. aunque nosotros tenemos esta foto que indica el auto nro 376!

Los M35 lucían de color gris en su carrocería, había algunos negros y otros azul metalizado (no sabemos si fueron repintados a posterior) y dejaban clara su condición de prototipo mediante sendas inscripciones ubicadas en los guardabarros delanteros como ya vimos, y en la luneta posterior. Este sistema era un banco de pruebas inmejorable para Citroën, de cara al pretendido inicio de su comercialización en 1972.
El coche costaba 14.120 francos, prácticamente el doble que un Citroën Dyane, y el fabricante asumía los gastos del programa de mantenimiento. No hizo falta mucho tiempo para comprobar que había mucho que afinar en aquel coche experimental. La fiabilidad fue uno de los escollos dado que se presentaban fugas de aceite del motor Wankel. Además, una crítica habitual era que al propulsor monorrotor le faltaba fuerza y, aunque el M35 podía rodar a altas velocidades, necesitaba de mucho tiempo y espacio para alcanzar ritmos elevados (aceleraba de 0 a 100 km/h en 19 eternos segundos, según la marca). Hoy lo solucionan con un par de turbos.
Diseño
El tema del diseño no fue una preocupación, ni una prioridad. Era raro, una cuña medio extraña. Citroën afirmaba que la carrocería no era más que un “receptáculo para probar el motor rotativo” . El encargado del diseño fue el carrocero Heuliez (foto inferior).
Fin del Proyecto
Tras el Abandono del proyecto, Citroën ofreció a los propietarios de un M35 la posibilidad de entregarlo en la casa y obtener importantes facilidades y descuentos para la compra de cualquier otro vehículo Citroën.
Todos los M35 entregados a Citroën fueron destruidos para evitar el espionaje industrial. Los propietarios que decidieron conservar su M35 tuvieron que firmar un contrato con Citroën en el cual se estipulaba que la marca del doble chevrón no tendría por que disponer de piezas de recambio para sus coches en los siguientes 10 años, que era lo que exigía la ley de la época para los coches que cesaba su fabricación.
Los M35 supervivientes causaron problemas que no ayudaron a su vida útil. Citroén determinó que los M35 que no fueron entregados a fábrica fuesen a desguace, abandonados u olvidados, por lo que han sido muy escasas las unidades que han llegado a nuestros días… pero aun hay en existencia y en funcionamiento!
Algunas carrocerías sobrantes (haber tenido una!!!!), unas 233, fueron utilizadas para armar unos Ami Super Coupé de los que prácticamente no hay registro fotográfico… aunque nosotros tenemos lo que aparentemente sería la única foto existente (abajo).
Performance del M35
Velocidad máxima registrada: 144 km / h.
Aceleración:
0 a 400 m: 20.7 secs
0 a 1000 m: 39.0 secs
0 a 100 km/h: 19.0 secs
Consumo de combustible: 9.68 litros/100 km­
Frenos
Delanteros a disco y traseros a tambor
Freno de mano mecánico que opera sobre las ruedas delanteras
Circuito Eléctrico
Alternador 12 Volt, 40 Amp / h.
El aporte del M35 al GS Birrotor (GZ)
El prototipo M35 sirvio como base para desarrollar el Citroën GS Birrotor de más de 100 CV. En Citroën no fue el fin de los motores rotativos. La experiencia recogida con el M35 fue clave para el lanzamiento del Citroën GS Birotor (GZ) entre 1973 y 1975 1974, que utilizaba un Wankel más potente con un segundo rotor y una fiabilidad superior.
Este modelo sí llegó a los concesionarios pero las cifras de ventas no acompañaron y de este costoso Citroën GS sólo se vendieron 873 unidades. Era mas caro que un DS y para esa altura debería alcanzar el precio de un CX.
Otro factor que lo dejó fuera de combate fue el alto consumo de combustible ya que necesitaba 13 litros cada 100 km para circular. Imagine su consumo en ciudad!. La crisis petrolera le dió el golpe de gracia. Su velocidad máxima era de 175 km/h, realmente muy buena! Su autonomía no era muy adecuada ya que solo cargaba 56 litros.
FICHA TÉCNICA M35
Motor
Tipo Delantero longitudinal. Rotativo monorrotor
Cilindrada 995 c.c.
Potencia máxima 49 CV a 5.500 rpm
Transmisión
Tipo Tracción delantera
Cambio Manual de 4 relaciones
Suspensión
Tipo: Independiente en las 4 ruedas. Hidroneumática regulable en altura con 4 esferas de aceite y gas nitrógeno. Conservaba una altura constante.
Dimensiones
Largo: 4050 mm
Alto: 1455 mm
Distancia entre ejes: 2400 mm
Trocha delantera: 1560 mm
Trocha trasera: 1250 mm
Peso: 815 kg

Zona Videos
https://youtu.be/B4DxCX3XLpc

 

PruebautoS Investiga!

____________________________________________________________Prototipo #Citroen #M35 #motor #Wankel